martes, 3 de marzo de 2009

Arrebol Espeso

Necesito tu boca
pariéndome de nuevo,
en el más acá del horizonte

donde existe el no alcanzar
de mis manos en antojos.

Y tu cuello de música sorda
abrazando mi sangre

haciendo caminos de agua,
rutas en ta_te_ti
sin suerte para mí.

Preciso de tu sombra
ennegreciéndome,

para morir en celo
en el algodón de nuestra cama,

ese reino impenetrable,
cubriéndonos de sesgo,

de tu amor en flor
quiero un enero

cáliz prohibido
de esta santa comunión

arruinado sea el bautismo,

ángulo gris del cielo hervido.

Jugaban mis ganas
a mecerse
en la historieta circular

volando en una hoja
esperando latente:

un gesto
tu llegar,

es que extraño el arrebato
de tus besos contenidos,

navego en la semilla,
embarcado en adjetivos,
latente otoño
y sustantivo el río.

Mi cobarde valentía
evita olvidarte

arrebol espeso,

el molino amasa
el revoltijo pesa

y los vidrios repiten lo mojado,

por más que me lo niegue

así te quiero
rebelde
sin cara

lejana
odiada

mintiendo en tus intentos
revolotea en este cielo
un certificado de defunciòn
firmado por tu velo

elijo
suicidarme con mi aliento
sereno
de sulfuro y relámpagos.

Me someto,

para morir:

lo acepto

necesito tus labios
pariéndome de nuevo.


Safe Creative #0906114004227

6 comentarios:

maria magdalena dijo...

Es un delite leer ese grito de amor desesperado, y que empuja hasta el delirio.Es espectacular. un beso.

Martín Jiménez Guerra (M.J.Réquiem) dijo...

Uh, este es uno de los que leíste aquella vez en Rosario. Un gran poema brujito.

Subí el dedicado a vos a mi blog.
Abrazo.

Annabel M. Z. dijo...

La necesidad y el amor, complicada unión.

Sigues escribiendo magníficamente.

Un abrazo.

camiL dijo...

HOLA BRUJO.. ACÁ ESTOY , OTRA VEZ, LEYENDOTE.
TE DEJO UN SALUDO ENORME

salvadorpliego dijo...

Precioso este poema. Mis aplausos a tus versos. Te felicito.

Leonidas de Rosario dijo...

Delicia de poema, lo recuerdo, me pegó mal y ahora me pega peor...
Un placer recorrer tu blog
Ave Brujo