domingo, 1 de febrero de 2009

Limeo

- Te pregunté tímido
¿existe dios?

y tus ojos me lo regalaron.

Te abracé trémulo
para guarecerme
del viento que excita las olas

y tus brazos me dieron el mar.

Perpetré mil delitos
en tu escote

y tus manos sentencia fueron.

Escribí providencias
en un puño apretado

y tu piel se hizo libro.

Conquisté laborioso
cada rincón de la hoguera

y tu aire fue revolución.

Arañé tus peñascos
dormidos, pretéritos

y tus aros fueron enredaderas.

Sufrí por ignorancia
el olvido

y me enseñaste el devenir
del hoy que quiero.

Olvidé una vez
y otras más,
decir cuanto te he amado

y tu espacio vacío fue respuesta.


Safe Creative #0906114004289

4 comentarios:

aguacerito dijo...

Brujo !!

Es que no hay forma de que yo deje de leerte. Estas cosas que tu escribes, tienen nicotina ... o cafeina... o algo que yo no se! ... un dia, uno siente la necesidad de volver y leer... y sentir eso que uno siente cuando uno te lee.

y eres tu, es tu esencia... es como si dejaran de ser palabras estas letras... !!!

Magia mi querido brujo... Siempre expextacular tu manera de decir las cosas de las que tu hablas...

Jax, heheheh

Salma dijo...

Mi estimado brujo, que bueno es poder disfrutar de tu arte, enigmático, como tu mismo rostro. Dejas en cada paso de tus letras una imágen, una huella y yo vengo siguiendola. Excelente poema. Encantada de poder leerte.

Besos

Bibiana Poveda dijo...

Un poema pleno de tu corazón, BuRjo... de ese corazón que se niega (en la poesía) a asumir la pérdida, y se revuelca en ella, porque como decían "unos amigos", a uno pareciera que le gusta sufrir.
Un abrazo, geme... y no me dejés comentarios truchos, que no entiendo. Sabés que soy corta de entendederas...jajajajaja!

Gabriel dijo...

Un bellisimo poema de amor


Un abrazo brujo

P.D.
he puesto una liga de tu blog en el mio



http://volarydarse.blogspot.com/